07 febrero 2017

VEA...



En ocasiones uno se encuentra por la red fotografías que parecen amañadas exprofeso para transmitir sensacionalismo....pero que va, lamentablemente plasma una realidad que desearíamos no fuese cierta. La situación que se ve en esta foto es idéntica a la que viví hace ocho años cuando trabajaba como responsable de tramoya, en un teatro recién inaugurado con todo tipo de boato, alharacas e ínfulas incluidas. Teníamos la sensación, luego convertida en certeza, que una vara contrapesada iba excesivamente dura, esfuerzo exagerado para poder moverla. Subo al peine y me encuentro que uno de los tiros está fuera de su garganta de polea, pasada por el perno separador de cartelas, causando una fricción extrema hasta el punto de desgastar el casquillo (idéntico a la foto). Claro las mutaciones de escenografías colgadas requería disponer de tramoyistas hercúleos para lograr el sincronismo perfecto.

Te haces preguntas....prisas por una inauguración donde se aunaba la baza del rédito electoral y el maniqueísmo político, empresas instaladoras inmersas en la obtención del mayor beneficio con personal de dudosa cualificación, seguimiento de obra laxo, visitas del consultor escénico para cuestiones de mayor calado y envergadura...vaya usted a saber...o mejor...prefiero no saber.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si no puedes dejar un comentario, no te mates insistiendo. ¡Es que BLOGGER se ha escacharrao! Disculpa, IMPOSIBLE QUITAR EL CAPTCHA. Es un problema de blogger.